jueves, 17 de septiembre de 2009

MAGIA MUNDI - 1ª parte: El entorno

Queridos todos, ¡ya estoy de vuelta! Tras deshacer la maleta y poner en orden todo el material que traje de Alemania, me entrego al deber de contaros cómo fue mi aventura en
MAGIA MUNDI. Festival für Erzählkunst & Lauschkultur (festival de narrativa y cultura oral) que se celebró del 11 al 13 de septiembre en el Klosterpark Altzella .

Para empezar os diré que Altzella es el monasterio cisterciense más antiguo de Sajonia, y está situado en la localidad de Nossen en el distrito Stejnojemnné Meißen, a unos 30 kilómetros de Dresde. Hoy en día se utiliza como espacio para la realización de eventos culturales de diversa índole.

A parte de sus maravillosos jardines, cuyo encanto resulta inigualable y especialmente adecuado para la celebración de un festival como MAGIA MUNDI, el recinto del Klosterpark cuenta con edificios para hospedaje y servicios para los participantes y el público visitante. Las grutas misteriosas, claustros y ruinas ocultos entre el verdor de los jardines de Altzella fueron convertidos por los organizadores del festival y una gran cantidad voluntarios y colaboradores (entre ellos los chicos y chicas de un instituto de Dresde) en hermosos escenarios donde contar las más bellas historias. Además, en la pradera del jardín se instalaron dos jurtas (tiendas al estilo mongol), también destinadas a servir de cobijo a las palabras de los cuentacuentos, y un buen número de quioscos y tenderetes donde niños y mayores podían hacer cerámica; pintar; comprar libros, ropa o instrumentos musicales artesanos; tomar un té al estilo ruso; practicar tiro con arco; o picar algo entre cuento y cuento.


Aquí podéis ver a la mascota del festival en tamaño gigante y, debajo, algunos de los escenarios, poco antes de que se abrieran las puertas al público.





En total había siete escenarios -entre cubiertos y descubiertos- donde contábamos los cuentos de forma simultánea.




Por fortuna, tanto el viernes como el sábado hizo un sol espléndido, así que los cientos de visitantes que se acercaron a Altzella pudieron disfrutar de un agradable día de campo entre historias, artesanía y música.







Como he dicho, demás de los cuentos, desde el mismo momento de la inauguración, la música fue un elemento protagonista en las tres jornadas del festival, gracias a un nutrido grupo de intérpretes que tocaban instrumentos de lo más variado, tanto de forma espontánea, como en sesiones programadas.






Los niños lo pasaron en grande, no sólo con las historias de los storyteller, sino haciendo cerámica, pintando o tocando instrumentos, ayudados por monitores o sin más guía que su propia creatividad libre.






También hubo pintacaras, globos, acróbatas (en la inauguración), espectáculo de sombras (en una de las grutas), malabares con fuego (por las noches) y baile. En fin, un programa de lo más completo.






Continuará ...

To be continued...

2 comentarios:

Lorcan dijo...

Hi Gracia, It was a fantastic pleasure meeting you and working with you at the festival. Roll on the next one. Your Irish friend Lorcan

Anonymous dijo...

Dear Gracia,
Andreea sent me the link to your website - thank you for that fantastic hommage to our festival (with my favorite musics!!!) - you have been one of the most wonderful flowers in that "paradise"!!
Hope to see you next year again,
warmest regards
fanny from dresden (organisation and public relations)

"Marcelina en la cocina" y "La extraña visita" con Gracia Iglesias en La Librairie

Una vez más Gracia Iglesias estuvo en  La Librairie  para compartir con nosotros dos de sus divertidísimas historias. En " Marcelina en...