jueves, 12 de agosto de 2010

¡Vuelvo a Dresde! - MAGIA MUNDI 2010

Aunque últimamente he tenido el blog un poco vacío no ha sido, como cabría de esperar, porque me haya marchado de vacaciones, sino más bien al contrario; ha sido por culpa del trabajo. No tanto en cuanto a actuaciones (que alguna he tenido), como en cuanto a escritura, ya que ando con varios proyectos entre manos de los que espero poder hablaros a lo largo del próximo curso.

En fin, el caso es que dentro de cuatro días ¡vuelvo a Alemania! Ya estuve allí el año pasado, invitada por los organizadores del festival de narración oral Magia Mundi (podéis leer mi crónica aquí y ver más fotos aquí). En aquella ocasión fui sin conocer a nadie y volví cargada de nuevas amistades procedentes de muy distintas partes del globo. Ahora regreso con ganas de reencontrar a algunos de aquellos amigos y la certeza de que de nuevo será una gran experiencia que me ayudará a crecer como narradora y como persona.

Igual que en las pasadas ediciones, este año el festival tendrá lugar en el Klosterpark Altzella, un antiguo monasterio y su entorno, situado en la localidad de Nossen (a unos 30 kilómetros de Dresde), que ha sido rehabilitado para uso cultural y tiene una intensa actividad durante todo el año.

A diferencia de otros festivales en los que he participado, en Magia Mundi la participación de los narradores y artistas invitados no se sucede de forma consegutiva en un escenario principal. Por el contrario, los invitados actuamos de forma paralela en seis o siete escenarios distintos, a cual más cuidado y decorado con el máximo cariño, yendo de un escenario a otro según la hora a la que estemos programados. Asimismo, el público se mueve por todo el parque, disfrutando de las historias, la poesía y la música que lo inundan todo, desde la verde pradera hasta los frondosos árboles.

Este año el festival vuelve a tener como leit motiv uno de los cuatro elementos; en concreto el aire. Entre las novedades anunciadas está la de una mayor presencia de la poesía en varios idiomas, incluido el español, claro (¡para eso voy yo! y me llevaré a mi Casimiro en la maleta).
Aquí podreís ver un adelanto del programa. Aunque está en alemán, siempre podemos pedir ayuda a "Sangoogle" que nos echará una manita con su libérrima traducción.

¡A la vuelta os cuento!