domingo, 30 de marzo de 2014

Ya está en la calle "EL DRAGÓN DE LA CHIMENEA"

Os presento el nuevo álbum ilustrado publicado por la editorial PINTAR-PINTAR: "El dragón de la chimenea"



Me hace mucha ilusión anunciar la salida de este cuento escrito por mí (Gracia Iglesiasque ha quedado engrandecido por las preciosas ilustraciones de Francesca Assirelli y por la cuidadísima edición realizada por PINTAR-PINTAR (muchas gracias, Ángela y Ester).

Os invito a descubrir esta divertida historia de dragones, caballeros y princesas donde nada es lo que se supone que debería ser. Porque, a veces, nuestro mejor amigo se encuentra en donde menos lo esperamos. 





Estrella se quedó dormida en el sofá, al abrigo de la lumbre. Por la mañana, cuando se despertó, en la chimenea solo quedaban cenizas.Cogió el cubo y la pala y empezó a retirarlas. 
¡¡¡¡GRRRAAAUUUUUU!!! 
La chimenea rugió con un grito tan alto que hizo temblar todas las paredes de la casa…


"El dragón de la chimenea". 
© de los textos: Gracia Iglesias
© de las ilustraciones: Francesca Assirelli
© de esta edición: Pintar-Pintar Editorial
ISBN: 978-84-92964-567
Más información y primeras páginas en www.pintar-pintar.com



domingo, 2 de marzo de 2014

PERLA Y LAS PALABRAS RECICLADAS

Esta dragoncita sonriente se llama Perla. ¿Sabéis por qué? Pues porque ya desde el primer día de su vida, nada más salir del huevo (que por cierto era blanco, redondo y brillante) su madre vio que se trataba una dragoncita muy valiosa: tan valiosa como una perla. Y por eso le puso ese nombre.

¿Que por qué es tan valiosa esta dragona? Uy, pues ¡por un montón de cosas! Porque sus escamas tienen el color de las hojas del árbol de los sueños, porque sus alas pequeñitas son suaves como como las alas de una libélula y al mismo tiempo fuertes y poderosas como las de cualquier otro dragón, porque tiene un corazón grande, sincero y generoso y una sonrisa capaz de hacer que salga el sol en los días más nublados, pero sobre todo, lo que la hace más valiosa es su capacidad de reciclar palabras.

Sí, sí, como lo oís, ¡es capaz de reciclar palabras! A Perla le encanta leer. Lee y lee durante horas cada día, toda clase de libros. ¡Siempre está buscando libros! Bueno, mejor dicho, siempre está buscando palabras, porque si no encuentra un libro lee otras cosas: revistas, letreros, poemas escritos en las paredes de la ciudad… ¡Lo que sea! En todo lo que lee, Perla siempre encuentra algo bueno: un precioso sustantivo, un verbo magnífico o un montón de letras que, combinadas de formas diferentes, se convierten en miles de palabras nuevas cuando ella resopla por la nariz. Y es que Perla, en lugar de echar fuego por la nariz como los demás dragones, expulsa letras. Nubes de letras que salen volando y llenan el mundo de historias maravillosas.

Texto: Gracia Iglesias
Ilustración: Susana Rosique

--------------

La ilustración y el pequeño cuentecito que la acompaña son los regalos de cumpleaños que Susana Rosique y yo hemos hecho a la librería El Dragón Lector, con motivo de su 10º Aniversario, que se cumplirá el próximo marte, 4 de marzo de 2014.

 Si queréis conocer otros Amigos de Leo (el dragón lector, mascota de la librería), podéis verlos AQUÍ.

sábado, 1 de marzo de 2014

¿Quién es esta niña?

¿Alguien sabe quién es esta niña del pijama azul que juega feliz entre serpentitas? 
La respuesta en La Guarida Ediciones. Buscad, buscad...


jueves, 14 de noviembre de 2013

La libertad (microcuento ilustrado)

A la de una…, a la de dos… y a la de… ¡TRES!

Cerró los ojos y se lanzó. En cuanto sus piececitos tocaron el agua el miedo se disolvió en un remolino de burbujas y comenzó a nadar feliz y completamente libre como un pequeño pez. ¿Los manguitos? Bueno, ese es un detalle sin importancia. ¿Acaso los pececitos no usarían ruedines si aprendieran a andar en bicicleta?
(c) Autora del texto, Gracia Iglesias (Escritora y dinamizadora cultural)

(c) Ilustración de Antonio Montero (Ilustrador) 


Este cuento y su ilustración se hicieron para el blog Cuentos para leer de una sola vez de Fran Nuño. 

sábado, 5 de octubre de 2013

De dragones lectores, gatos con sombrero, monstruos zooilógicos, pájaros de papel y suculentos huevos con patatas


Ayer pasé un día muy intenso y divertido en Madrid, primero en Liber, donde recibí estupendas noticias sobre un proyecto que se está cociendo, que me hace muchísima ilusión y que espero poder compartir pronto con vosotros, y por la tarde en Liberatura, el festival literario abierto al público que este año han montado en paralelo al Salón Internacional del Libro.

El festival se inauguró con una charla del escritor Eduardo Mendoza, a la que llegué un poco tarde porque el acceso al pabellón no estaba demasiado bien señalizado, pero tuve tiempo suficiente para disfrutar del buen humor y la aguda inteligencia de este autor al que admiro desde que era una adolescente.
Por la tarde volví al recinto de la Casa de Campo para sentarme a la deliciosa mesa puesta por la librería El Dragón Lector que dejó que un selecto grupo de ilustradores sirvieran en ella sus jugosos platos en una sesión de firmas en la que Ester García, Susana Rosique, Daniel Montero y Adolfo Serra derrocharon simpatía y talento artístico. Sus dedicatorias son verdaderas obras de arte y volví a casa cargada de libros preciosos.




Además conocí a Perla, Pelayo y Casimiro, los dragones lectores que Susana, Esther y Daniel, respectivamente, han creado para la recién estrenada colección de dragones de la librería. Me dicen que hay un  huevo del que pronto saldrá el dragón de Adolfo, pero su papá ha estado muy ocupado últimamente y el dragoncito lector necesita un poco más de incubación. Pero, cuidado, ¡que nadie meta prisa a Adolfo, que tiene importantes proyectos entre manos y esta Domadora de Cuentos está muy pendiente de ellos! A falta de poder llevarme su dragón, me quedé prendada de los poemas de Neruda ilustrados por su mano en "La piel extensa", libro al que pertenecen estas páginas y su preciosa ilustración con la que me siento muy identificada (y los que me conocéis entenderéis en seguida por qué).

Y bueno, llegados a este punto me toca contar que también hicimos unas risas a base de cantar y de bailar... ¡Huevos y Patatas! ¡No sé cómo me dejé convencer por Pilar, la "dragonera mayor del reino" para grabar el momentazo. ¡Menos mal que yo perdí un día la vergüenza y nadie la ha encontrado todavía ;)