sábado, 5 de marzo de 2011

Fiesta literaria en Madrid para presentar la editorial canaria Diego Pun

El elefante y la margarita, Diego Pun, Emilio Lome, Luis San VicenteA través de Soñando Cuentos, me enteré de la existencia de la recién fundada editorial de literatura infantil y juvenil Diego Pun Ediciones (Factoría de Cuentos), radicada en Canarias. A primera vista, ya el nombre de esta nueva iniciativa lijera me pareció interesante, pero mi curiosidad se acentuó por el hecho de que los amigos y amigas del blog soñador comentaron en especial un título que me llegó al corazón: El elefante y la margarita, de Emilio Lome (autor del texto) y Luis San Vicente (autor de las ilustraciones).

Quienes me conocéis ya sabéis de mi afición a estos grandes paquidermos orejudos, así que, nada más leer la reseña del cuento, visité la página de la editorial para ver de qué manera podía hacerme con el libro.

Madreselva, de Erenesto Rodríguez Abad, Eduardo PunPara mi sorpresa, al entrar en la agenda de eventos de Factoría de Cuentos descubrí que, justamente en ese momento, los editores estaban en Madrid preparando una presentación, que tuvo lugar ayer mismo en el Espacio Canarias (C/ Alcalá, 91) y a la que daban el atractivo nombre de "fiesta literaria". Así que, ni corta ni perezosa, sorteando los obstáculos que la nieve interpuso en mi camino (20 cms de alfombra blanca y esponjosa cerraban la carretera que une mi casa con el resto del mundo), acudí a la cita. Para mi deleite, resultó ser una maravillosa velada de cuentos, poesía, música canaria y deliciosas rosquillitas de las islas. Lo único que lamento es no haberme llevado la cámara de fotos para poder poner aquí alguna imagen del acto, en el que participaron el escritor y periodista Juan Cruz Ruiz, la encantadora cantante Cali Fernández, el músico Juan Carlos Martín y Ernesto Rodríguez Abad, magnífico escritor y trovador (pues es más que un cuentacuentos) que, además, es el 50% de la editorial Diego Pun. El otro 50% es Cayetano J. Cordovés, a quien también tuve la suerte de conocer, aunque durante el acto permaneció en un discreto segundo plano.

Tras una bonita introducción de Juan Cruz sobre la magia de las palabras, Ernesto, Cali y Juan Carlos nos ofrecieron un recital de cuentos, poemas y canciones, que llenaron de calidez la lluviosa y desapacible tarde-noche madrileña. Luego tuve ocasión de examinar los títulos que hasta ahora ha publicado la editorial, y debo decir que me apetecía comprarlos todos. Al final opté por la historia del elefante enamorado que había ido a buscar, y por Estrellas Sin Noche, Diego Pun, Ernesto Rodríguez AbadEstrellas sin noche del propio Ernesto Rodríguez Abad.

Más que un álbum infantil, El elefante y la margarita es -pese a la edad recomendada en el catálogo de la editorial- un álbum juvenil cuya historia me parece perfecta para trabajarla con adolescentes y preadolescentes en institutos, que entenderán mejor que nadie sus tres moralejas sobre el amor, de las que el autor nos advierte: "Tres moralejas hay en este cuento, si lo lees comprobarás que no te miento. Al final te diré las dos primeras, pero a ti te tocará hallar la tercera".

En cuanto a la segunda de mis elecciones, se trata de una publicación singular por su formato (apaisado con el lomo arriba en lugar de a la izquierda), pero sobre todo porque incluye un CD en el que la voz del autor-narrador se entreteje con las canciones creadas y cantadas para sus cuentos por compositores y compositoras de Canarias. Su "Nana para los niños de los cayucos", abrió el recital de ayer, y debo decir que la cristalina voz de Cali Fernández contrapunteada por la narración de Ernesto me puso el vello de punta, y es una de las razones que me empujaron a querer llevarme a casa esa deliciosa obra de arte de la que estoy dispuesta a disfrutar con calma este fin de semana.

2 comentarios:

susanarosique dijo...

¡Hola, Gracia!Me alegro de que la nieve no fuera impedimento y llegaras sana y salva al evento y lo disfrutaras, ¡qué envidieja me das!He visitado la web de Diego Pun/Factoría... y sí, parece que sus publicaciones son realmente especiales. Un abrazo, S.

Domadora de Elefantes dijo...

Son libros preciosos. La única observación que tengo, más allá de eso, es que creo que la editorial se ha equivocado en la edad de lectura recomendada para "El elefante y la margarita", pues en su catálogo pone a partir de 6 años, y yo creo que es una historia difícil de entender para esa edad. Yo pienso, más bien, que es perfecta a partir de 12 años (preadolescentes y adolescentes). El propio Ernesto, a quien le hice este mismo comentario durante la presentación, me admitió que había sido un error o un desliz de clasificación y que él lo cuenta en institutos y sesiones de cuentos para adultos. Por cierto, destinado al público adecuado, es una maravilla de libro, tanto en texto como en ilustraciones.